Juegos y actividades para tu gato

Los gatos son animales curiosos por naturaleza y por eso tenemos que ofrecerles siempre actividades para que mantengan su mente activa y estimulada constantemente. La mejor opción para lograrlo es a través de juegos: con ellos quedarán cubiertas las necesidad de diversión y el instinto de cazador de tu felino. Un dato importante es que sin estos ejercicios y juegos los gatos pueden sufrir aburrimiento, estrés o ansiedad, por eso es fundamental acostumbrarlos a rutinas que involucren actividades mentales y físicas.

Cada gato es un mundo: hay algunos que son más independientes y prefieren jugar solos, y otros que te pedirán de alguna forma que juegues con ellos. Al mismo tiempo, los gatos son muy selectivos, por lo cual determinados juguetes les gustarán más o menos que otros, dependiendo de su personalidad. Por otro lado, son animales que suelen aburrirse rápido de las cosas, por lo que no te preocupes si después de algunas semanas tu gato ya no presta interés al juguete que tanto amaba. Para ayudarte con esto, te aconsejamos tener una caja con varios juguetes y juegos, y dárselos de manera alternada. De esta forma, dentro de un tiempo ese juguete que le aburría le volverá a parecer interesante. 

Un recordatorio que aplica a casi todos los juegos que leerás a continuación: en aquellos que implican atrapar o cazar objetos, dejalo atraparlo de vez en cuando para evitar que se frustre frente a la imposibilidad de conseguir su objetivo. Por eso es que no debemos recurrir al láser como juguete: aunque pueda parecer divertido ver a nuestro felino perseguir una luz que jamás atrapará, a él ese mismo hecho le produce frustración, estrés y ansiedad. 

¡Ahora sí! En primer lugar, te presentamos algunos juegos y juguetes ideales para que tu gato se entretenga solo, sin necesidad de que estés presente. Estos son ideas para hacer juegos caseros: 

Una caja de cartón, ¡muchas posibilidades!

Algo tan sencillo como una caja vacía de cartón puede suponer el mejor juego para entretener a tu gato en casa. Podés dejarla a su alcance para que juegue cuando quiera, meterse adentro o poner sus juguetes en el interior. Otra buena idea es crear, uniendo dos o tres cajas, un laberinto para que juegue a entrar y salir de cada una. 

Bolsa de papel: el escondite perfecto

Puede parecer aburrido, pero una bolsa puede ser el entretenimiento perfecto para tu gato, teniendo encuenta que aman esconderse y meterse en cualquier hueco. ¡Probalo y vas a ver cómo se divierte!

Encontrar el premio, un juego con tubos de cartón

¿Sos de tirar los tubos de cartón del papel higiénico o del papel de cocina? ¡Empezá a guardarlos! Son perfectos para hacer juegos para tu gato: colocá snacks o sus juguetes preferidos dentro de algunos tubos, distribuilos de diferentes maneras en la habitación (algunos horizontales, otros verticales), y dejá que tu gato se divierta encontrando todos los premios. 

Ahora, algunas ideas con juguetes que podés conseguir en tu PetMall favorito: 

Rascador con varios pisos y juguetes

Los gatos adoran limar sus uñas. ¿Qué mejor forma de hacerlo que en un rascador que, además, ofrece diversión? 

Kong

El kong es un juguete dispensador de comida ideal para entretener al gato. Solo tenés que poner su snack favorito en su interior, ¡y listo! 

Con todas estas actividades, tu gato va a entretenerse solo sin problemas y pasará un buen rato. Las próximas, son ideas de actividades para que juegues con él. Esto no solo será un momento de diversión y entretenimiento para tu felino sino que, además, reforzará el vínculo que tenés con él. 

¡A cazar!

Los juegos favoritos de los gatos son los que se relacionan a “cazar” presas, “pescar” o atrapar objetos en el aire. Una buena forma de lograrlo es mediante las llamadas «cañas de pescar para gatos». Conseguí la que más te guste en el PetMall y disfruta de un buen rato con tu gato moviendo la caña y haciendo que la persiga. (Recordá que si no puede ganar le generará frustración, así que dejá que “capture” a  la presa de vez en cuando). 

Juego con medias viejas

Otra alternativa al juego de caza o pesca, son las medias… Sí, sí. Así como leés. Agarrá un par de medias viejas, atalas con un nudo fuerte en el medio y hacé cortes en cada extremo para crear “flecos”. Mové este nuevo juguete cerca de tu gato y vas a ver cómo le llama la atención automáticamente y querrá cazarlo. 

¡Buscá la pelota!

Buscar y traer la pelota no es solo un juego de perros, los gatos también disfrutan de esta actividad. Puede ser una pelota, un peluche pequeño o una bola de hilo, ¡cualquier cosa servirá! 

¿En qué vaso está el premio?

Este juego es famoso: colocá tres vasos boca abajo, escondé un premio bajo uno de ellos, alterná sus lugares y pedile a tu gato que encuentre el correcto. 

Con todos estos juegos seguro que tu gato no va a tener tiempo de aburrirse y te aseguramos que vos también vas a pasar ratos divertidos con él. ¡Te invitamos a ver en nuestro PetMall, todos los juguetes que tenemos para tu  mascota! 

Seis juegos para estimular las capacidades de tu perro

Si tenés un perro, ya sabés que una de las cosas más importantes es mantenerlo activo física y mentalmente. En cuanto al ejercicio físico, la solución es más conocida: largos paseos, juegos de pelota o pasar horas en algún parque. Sin embargo, ¿qué podemos hacer para mantener su mente activa? Hoy te mostramos varias ideas para que pruebes nuevos juegos y actividades.

1 – ¿En qué mano tengo el premio?

Un juego fácil: simplemente tenés que poner un “premio” (algún snack) en una de tus manos fuera de la vista del perro. Después, ponés ambas manos a la vez frente a él y le pedís que elija una. Si olfatea o toca con la pata la mano correcta, abrí tu mano y dale el merecido premio. Si no acierta a la primera, no pasa nada, vuelve a intentarlo de nuevo. 

2 – Juego de vasos 

Otro juego de estimulación olfativa. Poné tres vasos dados vuelta sobre la mesa, escondé un premio bajo uno de ellos y esperá a que tu perro acierte. Quizás tengas que mostrarle donde está el premio algunas veces hasta que entienda la dinámica del juego. Una vez que aprenda bien las reglas podés empezar a mover los vasos para que pierda la referencia visual y tenga que trabajar con la nariz.

3 – Las escondidas

Este es un juego ideal para hacer con cachorros tanto dentro como fuera de la casa. Pedile que se quede quieto o distraelo mientras vas a esconderte. Después llamalo una sola vez y esperá a que vaya a buscarte. Si ves que no te encuentra, volvé a llamarlo para que no se frustre. Cuando te descubra, ¡no olvides celebrar con él! Otra opción similar es el juego de las escondidas pero con premios: escondé algunos snacks o sus juguetes preferidos en distintos lugares de una habitación mientras él espera afuera. Recomendamos empezar con tres o cuatro escondites fáciles de encontrar, pero después podés ir sumando otras habitaciones y más puntos por toda la casa. Cualquier lugar es válido: esquinas, junto a patas de muebles, alturas que estén al alcance del perro como una estantería o un pequeño cajón, etc. En definitiva, cualquier lugar que implique que tenga que usar la nariz.

4 – Enseñale trucos y ejercicios básicos

¿Sabe tu perro trucos básicos como sentarse o acostarse? ¿Responde cuando lo llamás? Todos los perros deberían saber hacer estos ejercicios y refrescarlos de vez en cuando es una buena idea. Si ya sabe los trucos básicos, para un “próximo nivel” de actividades proponemos algunas ideas como enseñarle a llevar su propia correa, o aprender el nombre de distintos objetos para que pueda identificarlos con solo nombrarlos. 

5 – Circuito de obstáculos casero.

Súper fácil y divertido: hacé que tu perro realice saltos sobre vallas hechas con toallas, creá un laberinto con sábanas y sillas o cualquier cosa que se te ocurra. ¡A poner en práctica la imaginación! Para empezar, mostrale cada obstáculo y cómo superarlos uno a uno. Cuando ya sepa qué tiene que hacer puedes irlos enlazando para crear un pequeño circuito.

6– Rotación de juguetes.

Para que tu perro no se aburra de sus juguetes viejos, una buena alternativa es ir cambiandolos cada tanto. Podés comprar nuevos o simplemente dejar algunos guardados un tiempo y luego rotarlos con los que estaba usando y así sucesivamente. Es decir, no le ofrezcas todos los juguetes al mismo tiempo, sino que solo dejale algunos para que use. Aunque los juguetes que guardaste ya sean viejos y tu perro los conozca bien, al aparecer tras un tiempo volverán a generarle mucho entusiasmo. Una buena idea es reservar algunos juguetes para jugar exclusivamente con vos, esto hará que ese juguete puntual tenga valor afectivo lo cual le producirá mayor emoción. ¿Ya se te había ocurrido esta idea?

De todas formas, recomendamos no saturar a tu mascota con este tipo de actividades, sino jugar un ratito cada día e ir variando de actividad. Si le pedís que haga todos estos ejercicios por varias horas seguidas, corrés el riesgo de que le terminen pareciendo tediosos o incluso se aburra de ellos. Con aproximadamente media hora diaria es más que suficiente. 

Con estos juegos, tu perro no tendrá tiempo para aburrirse y vos tendrás un sin fin de anécdotas divertidas con él. Como te habrás dado cuenta, todas son actividades que estimulan los ejercicios mentales de tu mascota. Muchas están relacionadas al olfato, por ende, además implican el entrenamiento de uno de sus sentidos. Dedicar tiempo a estas actividades es tan importante como sacarlo a pasear, ya que así mantendrá su mente siempre activa. Y, sobre todo, es una buena excusa para pasar aún más tiempo con él. ¡Vas a ver cómo va a disfrutarlo!