Seis juegos para estimular las capacidades de tu perro

Si tenés un perro, ya sabés que una de las cosas más importantes es mantenerlo activo física y mentalmente. En cuanto al ejercicio físico, la solución es más conocida: largos paseos, juegos de pelota o pasar horas en algún parque. Sin embargo, ¿qué podemos hacer para mantener su mente activa? Hoy te mostramos varias ideas para que pruebes nuevos juegos y actividades.

1 – ¿En qué mano tengo el premio?

Un juego fácil: simplemente tenés que poner un “premio” (algún snack) en una de tus manos fuera de la vista del perro. Después, ponés ambas manos a la vez frente a él y le pedís que elija una. Si olfatea o toca con la pata la mano correcta, abrí tu mano y dale el merecido premio. Si no acierta a la primera, no pasa nada, vuelve a intentarlo de nuevo. 

2 – Juego de vasos 

Otro juego de estimulación olfativa. Poné tres vasos dados vuelta sobre la mesa, escondé un premio bajo uno de ellos y esperá a que tu perro acierte. Quizás tengas que mostrarle donde está el premio algunas veces hasta que entienda la dinámica del juego. Una vez que aprenda bien las reglas podés empezar a mover los vasos para que pierda la referencia visual y tenga que trabajar con la nariz.

3 – Las escondidas

Este es un juego ideal para hacer con cachorros tanto dentro como fuera de la casa. Pedile que se quede quieto o distraelo mientras vas a esconderte. Después llamalo una sola vez y esperá a que vaya a buscarte. Si ves que no te encuentra, volvé a llamarlo para que no se frustre. Cuando te descubra, ¡no olvides celebrar con él! Otra opción similar es el juego de las escondidas pero con premios: escondé algunos snacks o sus juguetes preferidos en distintos lugares de una habitación mientras él espera afuera. Recomendamos empezar con tres o cuatro escondites fáciles de encontrar, pero después podés ir sumando otras habitaciones y más puntos por toda la casa. Cualquier lugar es válido: esquinas, junto a patas de muebles, alturas que estén al alcance del perro como una estantería o un pequeño cajón, etc. En definitiva, cualquier lugar que implique que tenga que usar la nariz.

4 – Enseñale trucos y ejercicios básicos

¿Sabe tu perro trucos básicos como sentarse o acostarse? ¿Responde cuando lo llamás? Todos los perros deberían saber hacer estos ejercicios y refrescarlos de vez en cuando es una buena idea. Si ya sabe los trucos básicos, para un “próximo nivel” de actividades proponemos algunas ideas como enseñarle a llevar su propia correa, o aprender el nombre de distintos objetos para que pueda identificarlos con solo nombrarlos. 

5 – Circuito de obstáculos casero.

Súper fácil y divertido: hacé que tu perro realice saltos sobre vallas hechas con toallas, creá un laberinto con sábanas y sillas o cualquier cosa que se te ocurra. ¡A poner en práctica la imaginación! Para empezar, mostrale cada obstáculo y cómo superarlos uno a uno. Cuando ya sepa qué tiene que hacer puedes irlos enlazando para crear un pequeño circuito.

6– Rotación de juguetes.

Para que tu perro no se aburra de sus juguetes viejos, una buena alternativa es ir cambiandolos cada tanto. Podés comprar nuevos o simplemente dejar algunos guardados un tiempo y luego rotarlos con los que estaba usando y así sucesivamente. Es decir, no le ofrezcas todos los juguetes al mismo tiempo, sino que solo dejale algunos para que use. Aunque los juguetes que guardaste ya sean viejos y tu perro los conozca bien, al aparecer tras un tiempo volverán a generarle mucho entusiasmo. Una buena idea es reservar algunos juguetes para jugar exclusivamente con vos, esto hará que ese juguete puntual tenga valor afectivo lo cual le producirá mayor emoción. ¿Ya se te había ocurrido esta idea?

De todas formas, recomendamos no saturar a tu mascota con este tipo de actividades, sino jugar un ratito cada día e ir variando de actividad. Si le pedís que haga todos estos ejercicios por varias horas seguidas, corrés el riesgo de que le terminen pareciendo tediosos o incluso se aburra de ellos. Con aproximadamente media hora diaria es más que suficiente. 

Con estos juegos, tu perro no tendrá tiempo para aburrirse y vos tendrás un sin fin de anécdotas divertidas con él. Como te habrás dado cuenta, todas son actividades que estimulan los ejercicios mentales de tu mascota. Muchas están relacionadas al olfato, por ende, además implican el entrenamiento de uno de sus sentidos. Dedicar tiempo a estas actividades es tan importante como sacarlo a pasear, ya que así mantendrá su mente siempre activa. Y, sobre todo, es una buena excusa para pasar aún más tiempo con él. ¡Vas a ver cómo va a disfrutarlo!

Mascotas en tiempos de cuarentena: ¿cómo ayudarlos a sobrellevar los cambios?

Sin dudas, nuestros hábitos cambiaron radicalmente el día que comenzó el aislamiento social obligatorio como medida preventiva frente al COVID-19. Si bien de a poco todo va volviendo a la normalidad, no debemos olvidarnos que nuestras mascotas también están sintiendo todos estos cambios y definitivamente van a volver a sentirlos cuando retomemos la rutina habitual de forma definitiva. Por eso, creemos importante tomar algunas medidas para ayudarlos a atravesar estos meses durante la cuarentena y, a su vez, irlos preparando para cuando sus dueños ya no estén todo el día en casa junto a ellos. 

Cada mascota es única y puede tener reacciones diferentes frente a la situación actual,lo único que está a nuestro alcance es ayudarlos a que estos cambios sean lo más leves posibles para ellos. 

Más tiempo en casa

En mayor o menor medida, todas nuestras mascotas se vieron afectadas por la nueva dinámica que se vive en los hogares durante cuarentena. Si bien sus familias están todo el día en casa y tienen más tiempo para estar con ellos, eso no significa que sus hábitos deban alterarse drásticamente. Los animales sienten una mayor seguridad frente a actividades que se repiten a diario, por lo tanto, los expertos aconsejan no discontinuar sus actividades habituales que puedan seguir realizándose aún durante el confinamiento. 

Se recomienda a los dueños proponer juegos para hacer en casa con sus mascotas, actividades tanto físicas como mentales para que estén entretenidos y evitar que sientan estrés o ansiedad frente a los cambios dentro de casa. Algunos consejos a tener en cuenta para mantenerlas activas son los siguientes: 

  • Preparar distintos juegos, intentar no repetir siempre el mismo. 
  • No realizarlos de manera abrupta, mucho tiempo seguido. 
  • Planificarlos en pequeños períodos de tiempo, y repartirlos en tres o cuatro momentos del día. 

Por otro lado, es indispensable mantener los horarios de comida y, en medida de lo posible, respetar los paseos diarios. Si bien las largas caminatas son  mucho más cortas tanto en tiempo como en distancias, es fundamental que no pierdan el ritmo de esta rutina ya que los ayudará a distraerse, liberar estrés y hacer un poco de ejercicio. 

Por último, los expertos resaltan la importancia de estar atentos a las modificaciones en su comportamiento: identificar cambios de humor o síntomas de aburrimiento tales como travesuras, ladridos excesivos en el caso de los perros, o si mastican o arañan objetos con el fin de captar la atención de los dueños. 

Mantener la rutina, sumado a los juegos y actividades para gastar energía, ayuda  a bajar el estrés, la ansiedad y tensiones que puedan aparecer en nuestras mascotas. 

¿Y después? 

¿Cómo serán las cosas cuando todo vuelva a la normalidad? ¿Nos adaptamos fácilmente a la rutina? ¿Cambiará nuestro ánimo? Son solo algunas de las preguntas que todos nosotros nos hacemos. A pesar de que para todos va a ser extraño volver a nuestra vida normal, una vez más, no podemos dejar de tener presente de qué manera afectará este nuevo cambio en nuestras mascotas: ¿cómo van a sentirse cuando pasen de estar 24 horas con sus dueños en casa, a estar solos la mayor parte del día? 

Si bien, ahora que estamos más tiempo en casa, podríamos pasarnos el día entero jugando con ellos, es importante pensar en las consecuencias que un exceso del vínculo durante la cuarentena podría tener para ellos en un futuro. 

Los expertos explican que muchas mascotas sufren lo que se conoce como “hiperapego”, es decir, un exceso del vínculo con el ser humano. Por ello es importante comenzar a trabajar con ellos desde ahora para reducir la ansiedad o estrés que pueda provocar en ellos el momento de separación de sus dueños cuando el aislamiento termine. Se recomienda, en primer lugar, estar atento tanto a los síntomas mencionados anteriormente (aburrimiento o llamados de atención mientras hay gente en la casa), así como también a comportamientos extraños en los períodos en que sus dueños salen a hacer compras y quedan solos por un rato. 

Se propone, entonces, que durante la ausencia del dueño se prepare un entorno lo más agradable posible. Estas son algunas ideas para lograrlo:

  • Dejar música o el televisor prendido, así como algunas luces encendidas en distintos lugares de la casa. 
  • Dejar todos sus juguetes a su alcance para que, de sentir nervios o ansiedad, pueda entretenerse con ellos. 
  • Agua y comida en sus platos. 

Si tenemos en cuenta todos estos consejos, vamos a poder facilitar la adaptación de nuestras mascotas durante y después del aislamiento. Cuando retomemos nuestra vida de siempre, sugerimos incorporar estos nuevos hábitos y actividades en el día a día, y verán lo feliz que harán a sus mascotas. Amamos a nuestras mascotas y por eso hacemos todo lo que está a nuestro alcance para ayudarlos a transitar estos tiempos cambiantes. Al fin y al cabo, qué difíciles hubiesen sido estos últimos meses sin su compañía, ¿no?