Alimentación en las mascotas: ¿Qué sí y qué no?

En este tema, gatos y perros son muy distintos. Los dueños de gatos saben que no se alimentan de cualquier cosa, son selectivos con su comida y no aceptan lo primero que se les pone ante sus narices. Quienes tienen perros, por el contrario, saben que si se descuidan, sus compañeros de cuatro patas pueden devorar lo que sea que se encuentre a su alcance. Por eso creemos importante concientizar acerca de qué alimentos son  adecuados para tu mascota y cuales pueden llegar a ser dañinos para su organismo, con el fin de contribuir a una alimentación saludable para ellos. 

En primer lugar, es importante aclarar que con una dieta a base de un alimento completo y balanceado, las necesidades alimenticias y nutritivas de tu mascotas estarán absolutamente cubiertas, sin ninguna necesidad de complementar la dieta con alimentos extra. Aún así, está bien mimarlos dándoles un rico snack de vez en cuando, siempre y cuando lo hagamos de manera segura y consciente. Una alimentación sana, nutritiva y segura es la clave para la felicidad y el bienestar de tu mascota. 

Perros: una dieta, cuatro zonas
Todos sabemos que el chocolate está prohibido para tu perro; sin embargo, muchas veces queremos compartirle un poco de nuestro almuerzo pero dudamos si va a hacerle bien o mal. ¿Pueden comer banana? ¿Y papa al horno? Para evitar confusiones, a continuación presentamos cuatro zonas en las que podemos dividir a los alimentos para diferenciarlos: 

Zona verde: alimentos seguros
Encabezan esta lista la carne, el arroz y el pescado. Estos alimentos no harán daño a tu perro, además se suman: lechuga, plátano, zanahoria, pera, melón y espinaca.

Zona amarilla: permitidos, pero siempre con moderación
Acá tenemos: ananá, salchichas, papa, sandía, tomates, brócoli, arándanos, frutillas, manzanas y pan.

Zona naranja: de ser posible, evitarlos
Mejor no darle a tu perro los siguientes alimentos: langostinos, almendras, apio, cerezas, pimiento, choclo o queso.  

Zona roja: súper prohibidos
Estos son los alimentos que nunca deberías darle a tu perro, dado que pueden resultar tóxicos para su organismo: leche, nueces, cebollas, ajo, palta, uvas, alcohol, chocolate, granadas, cualquier masa con levadura, maní, café, sal y azúcar. 

Si hay algo lindo es ver la felicidad de tu perro cuando le compartís un poco de lo que sobró en tu plato, pero todavía mejor es estar seguro de que eso que le estás dando no va a hacerle mal. 

Entonces, al contrario de lo que suele pensarse, los perros no comen cualquier cosa. Es importante que tengamos en cuenta esta clasificación de alimentos para no perjudicarlos. Por otro lado, cada animal es diferente, por eso recomendamos que si tu perro tiene alguna dolencia o enfermedad particular, consultes con tu veterinario o nutricionista canino de confianza para que te indique una dieta apropiada para él. 

¿Y los gatos?

El caso de los gatos es distinto porque, como dijimos al comienzo, en su mayoría son muy selectivos con sus comidas entonces lo más común es que, dependiendo cada uno, acepten determinadas comidas y otras no. De todas formas, teniendo en cuenta que su metabolismo necesita una gran cantidad de proteínas y grasas procedentes tanto de carne como de pescado, a continuación presentamos los alimentos que podés darle y los que tenés que evitar. En este caso, las zonas son tres: 

Zona verde: pueden comer sin problemas 
Los permitidos para tu gato son: carne, pollo, hígado, pescado (todo cocido y ¡sin espinas ni huesos pequeños!), jamón, algunas verduras como zanahoria, acelga, calabaza, remolacha y frutas como sandía, melón, durazno o pera. 

Zona naranja: mejor evitar
De ser posible, no le des pan, cereales o yogurt (aunque una vez cada tanto y en pequeñas cantidades no les hará ningún daño). 

Zona roja: prohibidísimo 
No des a tu gato ninguna de estas opciones: palta, uvas, chocolate, café, té, alcohol, verduras como cebolla, ajo, papa, tomate, cualquier alimento con azúcar, sal, grasas, ni cítricos como la naranja, el pomelo o el limón. Y, por último, los gatos no deben comer la comida balanceada para perros.

Hay algunos gatos que son tan golosos como los perros y siempre están pidiendo premios o buscando cosas ricas para comer. Cuidemoslos prestando atención a lo que les damos.  

De todas maneras, y como ya mencionamos al comienzo, tanto en el caso de los gatos como en el de los perros, una dieta a base de alimento balanceado proveerá a tu mascota de todos los nutrientes y necesidades energéticas para que su organismo se mantenga saludable, sin necesidad de agregar comidas caseras. El alimento balanceado tiene el beneficio de estar pensado específicamente para cada perro y gato, ya que existen distintas variedades que responden a ciertas particularidades como características físicas, etapa de la vida o niveles de actividad. Por eso se considera que son perfectos para la nutrición y tienen beneficios positivos para su salud. 

Más allá de esta dieta cotidiana, darles un premio en forma de snack casera para mimarlos de vez en cuando no está nada mal. Después de todo, lo tienen súper merecido, ¿verdad?